06/02/2024
Núñez: “Vamos a parar y a ver qué van a hacer con el pescado”

Violando la conciliación obligatoria, el STIA anunció que pone en marcha una huelga general en todas las plantas pesqueras de Chubut. El jueves pasado el sindicalista le prometió al gobernador Torres que seguirían negociando con las fábricas trabajando.

Revista Puerto - Chubut - STIA - Luis Nunez - img 02

Hombre de palabra: hace menos de una semana, Núñez le prometió a Torres que no haría paro.

Por Nelson Saldivia

A media tarde de ayer, los barcos emprendieron retorno al puerto de Rawson, con carga incompleta, tras la amenaza lanzada desde el STIA de paralizar toda la industria pesquera de Chubut, lo que pone en peligro la continuidad de la temporada de langostino.

El secretario General del Sindicato de la Alimentación, Luis Núñez, anunció a los delegados que si las empresas no accedían a las pretensiones salariales se da inicio a un paro general en toda la actividad.

Les dijo a sus acólitos que esperarían que entre el pescado para que después se pudra en los establecimientos. “Ya salieron los barcos, vamos a esperar, así los agarramos con la mercadería en las plantas”, sostuvo el sindicalista que desde 1995 maneja el gremio de la alimentación en Chubut.

La espiral de conflictividad desatada en las últimas horas pone en jaque la temporada de langostino, ya que, con las plantas paralizadas, es imposible la continuidad de la operatoria de la flota, ya que no hay establecimiento que pueda recibir la mercadería.

El paro del STIA deja toda la cadena productiva inactiva, con pérdidas millonarias, por cada día perdido. Hace menos de una semana, Luis Núñez, le estrechó la mano al gobernador Ignacio “Nacho” Torres y se comprometió a dar continuidad a la discusión paritaria, con la condición de las plantas trabajando y los barcos pescando, como se acordó con todos los gremios y cámaras empresariales en un encuentro que tuvo lugar en la Municipalidad de Puerto Madryn.

En una improvisada asamblea en la calle 9 de Julio, frente a la sede del STIA, Núñez comunicó que irían a la huelga: “Ya salieron los barcos así que vamos a empezar a hacerle medidas en todas las plantas, en toda la provincia, y vamos a ver qué van a hacer con el pescado”, anticipando que una medida de fuerza implicará nuevamente perdida de materia prima.

El dirigente enrolado en la CGT del Valle de Chubut avisó a sus afiliados que ya no les darían más tiempo a las empresas, a pesar de estar plenamente vigente la conciliación obligatoria, y que pondrían en marcha un plan de acción directa.

Anticipó que aumentarán sus demandas salariales por encima de lo que ya han pedido, ante la negativa de la cámara patronal. “Haremos medidas y después, no les vamos a pedir lo que les estamos pidiendo ahora, les vamos a pedir más”, enfatizó en la asamblea sindical.

Por otro lado, reveló que “hay una empresa que es Estrella Patagónica (EPSA) que al personal mensualizado le dio un aumento de 280 mil pesos, pero a los trabajadores de planta no les dio un mango; a esa empresa hay que hacerle flor de quilombo”, agitó con la clara intención de subir el tono de la conflictividad en el sector.

Asimismo, les recomendó a sus afiliados, ayer, después del mediodía, que dejen entrar el pescado que llegue de Rawson y de esa forma con la materia prima en las plantas podrían ejercer mayor presión. “Las empresas cuando empiecen a traer los barcos, que la mercadería la metan en planta, por ahora no vamos a decir nada, vamos a esperar, así los agarramos con la mercadería en las plantas”, instruyó al planificar la emboscada.