13/03/2024
“Ahora ocuparé más tiempo en mis empresas”, afirmó Gustavo González tras su salida de CAFACh

El empresario de Rawson atribuyó su salida de la presidencia de la cámara a “cuestiones personales”. La flota amarilla continúa paralizada en puerto por el conflicto con el SOMU. Ricardo Williams queda al frente de la entidad hasta que haya elecciones.

Revista Puerto - Chubut - Flota artesanal - Gustavo Gonzalez presidente de CAFACh

Gustavo González, presidente de CAFACh.

A pocos días de que concluya la temporada de langostino en aguas provinciales, el presidente de la Cámara de la Flota Amarilla de Chubut, Gustavo González, anunció su renuncia a la entidad.

Había asumido la titularidad de la cámara en el último trimestre de 2019 y argumentó que su dimisión estaba asociada a una “decisión por cuestiones personales”.

La CAFACh quedará temporalmente a cargo de Ricardo Williams que venía ejerciendo el cargo de secretario, hasta tanto la comisión directiva resuelva si continuará al frente de la misma o se realizará un llamado a asamblea de los asociados a la entidad empresarial para elegir un nuevo presidente.

“Ya fue bastante el tiempo que estuve a cargo de esta función de presidente de la cámara y ahora ocuparé más tiempo en mis empresas”, afirmó Gustavo González al momento de confirmar que dejaba la titularidad de la flota amarilla después de cuatro años en el cargo.

Dijo que se abocará con mayor énfasis a sus diferentes firmas vinculadas a la industria pesquera “porque van a ser momentos muy difíciles para las empresas”, estimó el empresario capitalino.

Conflicto en fin de temporada

Desde el viernes pasado, la flota de barcos asociados a la CAFACh está amarrada a puerto a partir del conflicto suscitado con el SOMU, que planteó el reclamo del pago de un reajuste salarial por inflación que había sido firmado en octubre de 2023, y debía comenzarse a liquidar desde enero del corriente.

Tras presentaciones realizadas por el gremio ante la autoridad laboral, el Gobierno de Chubut hizo lugar a las demandas del sindicato y en un dictamen del día lunes, la Secretaría de Trabajo convalidó el reclamo del SOMU de Rawson.

El organismo sostiene que en el último trimestre del año pasado el porcentaje inflacionario fue del 53,1%, por lo que debe aplicarse ese valor al kilogramo de langostino, ascendiendo a la suma de $918,90 para liquidar en el rubro ‘producción’, lo cual no era aceptado por la patronal.

Barcos pescando al sur

Con todo, el conflicto se circunscribe a empresas enroladas en la cámara, ya que otras armadoras que liquidaron los sueldos de enero y febrero conforme a lo que se había firmado el 19 de octubre de 2023, no tuvieron inconveniente y continuaron operando con normalidad.

El SOMU mantiene demora de zarpada a los buques que no se avengan a liquidar en los términos de aquel convenio, cuyos términos fueron ratificados por la Secretaría de Trabajo.

Este martes, una docena de embarcaciones zarparon a zona de pesca y estuvieron operando al norte de Isla Escondida, teniendo en cuenta que el recurso se encuentra más disperso, lo cual es previsible para mediados del mes de marzo, y empiezan a aparecer los primeros signos que la pesquería ingresa en su última etapa de temporada.