22/03/2024
El 27 de marzo abre la pesca de langostino en jurisdicción de la Nación fuera de la veda

Desde el próximo miércoles quedará habilitado el despacho de buques a la pesca de la especie Pleoticus muelleri en aguas nacionales fuera del Área de Veda Permanente de Juveniles de Merluza. Expectativa tras el fracaso de la temporada provincial de Chubut.

Revista Puerto - Langostino - Chubut - BP Golfo San Matias
Por Nelson Saldivia Fotos de archivo

La Subsecretaría de Pesca de la Nación dio a conocer ayer que a partir del 27 de marzo se autoriza el inicio de actividades de pesca sobre la especie langostino en el área delimitada de jurisdicción nacional por fuera de la veda de merluza. “La decisión precedente se funda en la recomendación realizada por el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP)” que considera que están dadas las condiciones para el inicio de las operaciones comerciales.

En las últimas semanas hubo diferentes versiones respecto de la fecha de apertura de aguas nacionales, y finalmente se oficializó que será desde el próximo miércoles. En el sector se esperaba con ansias una definición, muchos barcos ya estaban listos y con tripulaciones definidas para salir a explorar el recurso.

La irregular temporada de Chubut que registró unas 30 mil toneladas menos de captura que la zafra anterior, con un escenario de recurrente conflictividad, ha dejado pérdidas en todos los eslabones.

Pronósticos

Desde el sector privado, la Cámara Argentino Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) han advertido por el difícil contexto general que presenta la actividad. En una de las notas dirigidas a municipios para que se declare la ‘emergencia pesquera’ y se adopten medidas de alivio fiscal, sostiene que se puede estar frente a un año por demás complejo.

“Esta temporada nacional de captura de langostino se vislumbra más corta y con marcada disminución de las zonas de pesca, inclusive el riesgo de que sea aún menor la captura permisible este año respecto de la temporada de 2023, según informe del INIDEP”, indicaron las empresas al volver a plantear que se adopten medidas desde los diferentes niveles del Estado.

Suba de costos y salarios

Respecto de la ecuación de costos y presión fiscal, advierten que “el aumento de los cotos de captura y producción, el aumento en combustibles, aceites y packaging, mayores costos en logística por falta de mayor actividad marítima, el aumento de los costos portuarios provinciales, las cargas impositivas municipales y provinciales, y los excesivos e injustificados aumentos pretendidos por la estiba en puerto”, puntualizan sobre las subas registradas.

Por otro lado, indican que “el efecto de inflación en los ajustes salariales”, es otro aspecto de fuerte incidencia en la estructura de costos. “Se estima aumentos directos para los dependientes en el año de más de 200%”, a lo que se suma “el atraso cambiario de este año y el arrastre de años anteriores, todos los incrementos en pesos con un dólar que no acompaña los porcentajes de inflación, se convierte en aumento en dólares”, añadieron.

Mercados deprimidos

En la descripción que la cámara empresaria transmitió al sector público, explicaron que “el contexto nacional e internacional para el sector, en estos momentos, resulta por demás crítico. Por un lado, el impacto de la guerra en Europa del Este, aspectos inflacionarios generales en países destino de nuestro producto, la continuidad de medidas restrictivas post pandemia en el mercado asiático, la caída abrupta de la demanda y los precios a la baja, la competencia adicional que resulta del langostino de criadero en un mercado deprimido, todo ello ha generado que, todas las empresas tengan stock en sus cámaras sin vender”, hicieron saber.

Con todo, en menos de una semana, la flota tangonera zarpará a aguas nacionales en busca de langostino a la espera de que haya tallas comerciales grandes, ya que son las únicas que están pudiendo ser colocadas en el mercado.