19/03/2024
La pesca artesanal rionegrina diseña medidas para mejorar la gestión de residuos

En San Antonio Oeste se realizó un taller en el marco de un programa de la FAO que se implementa a través del Ministerio de Ambiente de la Nación. Se apunta a tener un enfoque ecosistémico y abrir un espacio para consensuar la mejora de prácticas a bordo que minimicen el impacto de los residuos de la actividad.

Revista Puerto - Rio Negro - Pesca artesanal - img 02

El objetivo de la actividad, realizada en el marco del proyecto “Fortalecimiento de la Gestión y Protección de la Biodiversidad Costero Marina en Áreas Ecológicas Clave y la Aplicación del Enfoque Ecosistémico de la Pesca (EEP)”, ejecutado por el Ministerio de Ambiente de la Nación e implementado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), fue generar un ‘diálogo colaborativo’ entre actores para conocer los desafíos, oportunidades y requerimientos que presentan la actividad de la pesca artesanal en la provincia de Río Negro para la aplicación del EEP.

Como toda actividad que representa la explotación de recursos naturales, en diferente escala, genera un impacto en el ambiente, y a partir de esto es que se suman esfuerzos por abordar los desafíos ambientales de la pesca artesanal rionegrina, para analizar la gestión de residuos en este sector.

El taller, que contó con la participación de representantes de la Secretaría de Ambiente de la Nación, la FAO, la Subsecretaría de Pesca de Río Negro, SENASA, CIMAS, Ambiente municipal y pescadores artesanales locales, se centró en brindar resultados de entrevistas e investigaciones realizadas en la zona de San Antonio Oeste.

Se propusieron una serie de posibles medidas para mejorar la gestión de residuos, en todo el proceso de la pesca artesanal desde que salen a pescar, la operatoria en zona de pesca, la manipulación de elementos a bordo de las embarcaciones, y las prácticas en las descargas de las capturas en su arribo a puerto. Hay consenso en que se debe tener una mirada integral, reconociendo la importancia de la conservación, pesca y turismo en un mismo escenario que representa el Golfo San Matías con una gran biodiversidad marina.

Uno de los principales objetivos fue trabajar en forma mancomunada para acordar un plan de medidas que puedan mejorar la situación actual en cuanto a la gestión de residuos, que parte de la toma de conciencia en cada uno de los eslabones de la cadena productiva de la actividad pesquera.

En el encuentro bajo la modalidad de taller se coincidió en la necesidad de establecer una mesa de diálogo, entre autoridades y pescadores, para analizar la situación actual y crear un espacio donde definir e implementar medidas en el corto plazo, las que deberán surgir de ese ámbito y a partir de la construcción de consensos.

Los propios pescadores artesanales son los interesados en mejorar sus prácticas, y admiten que el taller representa un paso significativo hacia la protección del medio ambiente marino y el fortalecimiento de la pesca artesanal en San Antonio Oeste, al trabajar en cooperación, autoridades, y permisionarios y que de allí surja un esquema de medidas a llevar adelante.

También se realizaron intercambios con actores clave del proyecto y hubo un espacio de reconocimiento a los equipos de trabajo que llevaron adelante la iniciativa, que tiene que ver justamente con generar estas sinergias de articulación con todos los actores.