18/03/2024
Se terminaron los milagros en el Distrito Pesca Mar del Plata

El fresquero “María Gracia” trajo langostino muy por encima del bycatch permitido en dos de sus últimas tres mareas. En la del mes pasado declaró 30 mil kilos de pez palo. En la de la semana pasada todavía no fue cargada el acta de la descarga. No sería el único buque en hacerlo.

Revista Puerto - Mar del Plata - Descarga de langostino

25 mil kilos de pez palo declaró el María Gracia en una marea... Todo un milagro.

Por Roberto Garrone Fotos de archivo

O López Cazorla habilitó de madrugada la apertura de la temporada de langostino al norte de la veda permanente de juveniles de merluza o se acabaron los milagros en el Distrito Pesca Mar del Plata. Los inspectores de muelle dejaron de reflejar en el acta de descarga el contenido de las bodegas de la flota pesquera y comenzaron a recibir dádivas por el baile de disfraces: declarar una especie cuando en realidad el cajón contiene otra.

El Subsecretario de Pesca todavía no abrió sesiones del Consejo Federal Pesquera y tampoco dio señales de la apertura al norte para el marisco. La historia del barco “María Gracia”, que en dos de sus últimas tres mares trajo más langostino que el permitido, marca el epílogo de los milagros en el Distrito ahora conducido por Miguel Ángel Vega, hombre de secundario incompleto, pero con fuertes vínculos en el SIMAPE.

El “María Gracia” es un fresquero de 1.450 cajones que opera en el puerto local, mayormente desde el muelle 10, desde donde sale a variado costero. Propiedad de la empresa “María Gracia SRL”, de Pedro Di Bona, el buque trajo mucho más langostino que el 20% permitido hasta ahora como pesca incidental.

De acuerdo a tres fuentes confiables a las que accedió este medio, en la marea que se prolongó del 16 al 23 de febrero, el “María Gracia” llegó con 1.400 cajones de langostino, casi la totalidad de la carga. En el parte electrónico declaró 31 mil kilos de pez palo, apenas 2.700 kilos de langostino y 2.500 kilos de merluza.

Este medio consultó a Alejandro Ersini, armador del buque, quien negó que el buque haya entrado casi completo de langostino. “Es incorrecto. Primero pescamos variado y hacemos dos días de langostino”, explicó.

El acta de descarga estuvo a cargo del inspector Luis Lupiano. Esta vez no hubo milagro, según confiaron las fuentes a las que accedió este medio y todas coincidieron en que el buque llegó completo de langostino.

El funcionario público determinó casi 25 mil kilos de pez palo, una especie que solo el “María Gracia” puede encontrar pescando sobre el 41°70’ Sur y 61°30´ Oeste a esta altura del año. Lo demás fue maquillado con rayas, pez gallo, gatuzo, pez ángel, merluza y lenguado. En realidad, todo fue langostino.

En la marea que concluyó el miércoles pasado se produjo el mismo fenómeno, pero a menor escala. El buque trajo 850 cajones de langostino, confirmado por las mismas tres fuentes consultadas.

“El miércoles trajimos 290 cajones de langostino”, dijo Ersini, quien invitó a este medio a ver próximas descargas “así te sacás todas las dudas que tengas; a mí no me molesta”, confesó.

El parte de pesca electrónico del “María Gracia” se presentó 48 horas después, la tolerancia permitida para los barcos que salen a variado costero. Además de los 290 cajones de langostino, en el parte declararon 195 cajones de caballa, 221 cajones de pez palo y 237 cajones de rayas, entre las especies más importantes.

Luego de la descarga y conocido el dato de que había vuelto a traer más langostino que el permitido, desde este medio se comenzó una ronda de consultas a distintas fuentes para corroborar la información. Tal vez eso explique por qué hasta el viernes a la tarde no se había presentado el acta de la descarga que debería haber hecho el inspector Alejandro Francisco Atencio, asignado para tal función.

Los milagros se han terminado en el Distrito Pesca Mar del Plata. Y el “María Gracia” no sería el único que se beneficia de la recaída en la ceguera de los inspectores de muelle que dirige Vega. Todo ha vuelto a la triste normalidad.