19/03/2024
“Si la situación macro no se acomoda no soy optimista para el resto del año”

Andrés Arbeletche analizó el cierre de la temporada de langostino en Chubut, “la peor de los últimos quince años por culpa de la actividad humana”, y anticipó su preocupación de cara a la zafra en aguas nacionales y la de anchoa si no se frena la inflación que impide mantener acuerdos salariales.

Revista Puerto - Chubut - Langostino

El nivel de fauna acompañante es uno de los datos que se ponderan al momento de decidir el cierre de temporada.

Por Roberto Garrone

El sábado pasado se suspendieron los despachos a la pesca de langostino en aguas provinciales de Chubut, y ayer fue un día de rumores sobre la posible salida de Andrés Arbeletche de su puesto al frente de la Secretaria de Pesca.

Se cerró una temporada atípica, con tanta abundancia del marisco en el agua como conflictos sindicales y empresariales en tierra y la desmentida de una posible renuncia hecha por el mismísimo funcionario. “Es absolutamente falso; me habrán visto cara de cansado nada más, pero es de estos días complicados que venimos teniendo”, le dijo a este medio ayer lunes por la tarde.

La semana pasada, en declaraciones radiales, Andrés Arbeletche había asegurado que las causas del cierre no obedecieron a cuestiones sindicales sino estrictamente biológicas. “Nosotros para definir el cierre o apertura de la temporada utilizamos distintas variables. Medimos la fauna acompañante, el tiempo de arrastre, tamaño de langostino y cantidad de hembras impregnadas”, enumeró el funcionario.

“No ha sido bueno la cantidad de bycatch. El límite es 15% y la semana anterior teníamos 23%. También hubo lances prolongados. Por el principio precautorio, cuando una de las variables da mal, tomamos la decisión de cerrar”, remarcó el Secretario.

Sobre la temporada que lo tuvo por primera vez como autoridad de aplicación provincial, Arbeletche confesó que varios actores de la pesquería con los que había dialogado le reconocieron que “hace quince años no recordaban una temporada tan conflictiva y tan mala como esta. Conflictiva y mala por culpa de nuestra actividad humana. La madre naturaleza ha sido tremendamente generosa y ha repetido los valores de captura del año pasado. Una lástima que no lo hemos podido aprovechar”, subrayó.

El Secretario de Pesca calificó como “buena noticia” el inicio del proceso de certificación de la pesquería en aguas provinciales, aunque aseguró no haberse sorprendido. “Desde el primer día que asumimos nos pusimos a trabajar con la gente de CeDePesca para avanzar en el proceso. Era algo esperable. Nos pone contentos y nos da posibilidad de ser más competitivos, en un mercado deprimido con tanta producción de vannamei, si logramos la certificación nos permitirá entrar en otros mercados”.

Arbeletche se mostró preocupado por el devenir de la industria pesquera provincial para lo que resta del año, con la temporada de anchoa prevista para mayo/junio y la apertura de aguas nacionales para el langostino.

“Me preocupa la situación macroeconómica. La inflación desatada que complica cualquier negociación entre las partes, que complica todos los acuerdos salariales; si la situación macro no se acomoda un poco, la verdad, es que no soy optimista. Vamos a seguir con estos conflictos”, resumió.

El Secretario de Pesca le apuntó a la conducción del SUPA por la parálisis que afecta a la industria en Comodoro Rivadavia. “Las empresas pueden descargar por el Convenio del Golfo un 50% de sus capturas. Mientras no se excedan estamos dentro de la legalidad. Pero el problema acá es nuevamente el SUPA que quiere imponer acuerdos salariales que la actividad no puede absorber porque no dan los costos”.

En ese sentido explicó que “cuando en Santa Cruz se cobra 1500 pesos el cajón de descarga, se pretende cobrar 3 mil pesos en Comodoro. Es una locura que no se puede convalidar y esto genera pérdida de mano de obra, pérdida de actividad…  es triste. El SUPA tiene una conducción que no analiza las cuestiones y trata de imponer cosas que no son viables”.

Por último, Andrés Arbeletche también tuvo críticas al gobierno nacional por la inactividad del Consejo Federal Pesquero, donde fue designado como representante de Chubut. “Lo que pasa con el Consejo me preocupa muchísimo. Ya debería haber sesionado en enero pero no se puede hacer la convocatoria porque no hay quorum. Vamos a hacer un planteo formal al Subsecretario de Pesca para que esta situación tan anómala se corrija”, concluyó.