06/05/2024
Acuerda el SOIP y el SOMU paraliza la flota fresquera

El gremio del pescado y CaIPA firmaron el reajuste paritario en la rama del fresco para el trimestre marzo-mayo, 45% en tres cuotas a valores de febrero 2024 y acumulativo. El SOMU definió una asamblea para este martes y demora la zarpada de la flota fresquera de altura desde el sábado. Desde ALFA calificaron de extorsiva la medida.

Revista Puerto - Mar del Plata - SOMU - img 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

La demora en encontrar la concordia paritaria entre las patronales de la flota fresquera de altura y el SOMU llevó al SOIP a acelerar la negociación que ya tenía definida con CaIPA desde hace más de 15 días. La cámara y el gremio terminaron de sellar el acuerdo la semana pasada para el trimestre marzo-mayo con los obreros del pescado de la rama del fresco, registrados bajo el Convenio Colectivo 161/75.

Las partes convinieron en establecer un reajuste paritario sobre todos los ítems del convenio del 45% que se abonará en tres cuotas: 25% en marzo, a valores de febrero 2024; 10% en abril a valores de marzo 2024 y 10% en mayo a valores de abril del 2024 para los básicos y bonificaciones de fileteros, peones, camaristas y envasadoras.

De esta forma, con el incremento acumulativo el reajuste salarial trepa al 51,6% y se pone a tono con la inflación esperada en los primeros cinco meses del año. “Queríamos un 29% en marzo para terminar redondeando un incremento del 56% de manera acumulada pero no se pudo”, dijo Cristina Ledesma.

La Secretaria General del SOIP tenía un sabor agridulce el viernes, horas después de haber terminado de acordaron con los dirigentes de CaIPA. En realidad, esa oferta de la patronal estaba escrita hace más de dos semanas y en este tiempo desde el gremio buscaron, sin éxito, lograr esa mejora.

“La inflación va a bajar en abril y mayo, pero igual vamos a terminar un poquito atrás. Lo recompondremos en la siguiente negociación”, dijo la dirigente sindical. Del incremento, las dos primeras cuotas se abonan como sumas no remunerativas y la cuota de mayo, es de carácter remunerativo.

Mientras los obreros del pescado sellaban el acuerdo, los marineros del SOMU definieron una demora en la zarpada de los buques fresqueros de altura que rige desde el sábado hasta el martes, luego de la asamblea informativa que llevarán adelante en su sede sindical para definir un plan de lucha ante la falta de acuerdo paritario.

Las cámaras armadoras ya firmaron con oficiales de máquinas, capitanes y marineros del SIMAPE un reajuste del 35% sobre los ítems fijos en pesos: 20% en marzo y 15% en abril, a valores de febrero 2024 y acumulativo.

El SOMU pretende un 34% en marzo, como cifra para equilibrar la diferencia de la paritaria pasada y un 11% en abril. En este mes que llevan negociando, la patronal no se ha movido de la oferta inicial y en el gremio seguramente tomarán una medida de acción directa. Anunciada, no se descarta que las empresas acudan a la Secretaría de Trabajo para pedir la conciliación.

En el medio de la puja y tras conocerse la demora de zarpada, desde CAPEAR ALFA, la cámara que representa a la mayor cantidad de armadores en el puerto local pero no forma parte de la mesa de negociación, emitieron un comunicado. “Repudiamos esta huelga encubierta que ha dejado a los armadores pesqueros, la cadena productiva y los marineros como rehenes de esta situación ilegal”, apuntaron desde la cámara armadora, al tiempo que cuestionaron su “actitud extorsiva” e instaron a la cúpula sindical a “reconsiderar su posición, priorizar el diálogo y el cumplimiento de acuerdos”.

La respuesta llegó a través de la red social X. Damián Basail, dirigente del SOMU en Mar del Plata, le pidió a Mariano Retrivi, presidente de la cámara, que tenga “voz y voto en negociaciones paritarias. Estamos abiertos al diálogo con todos los representantes de la pesca, como así también no nos podemos hacer cargo de las negociaciones de otros gremios”, puntualizó.

Ya sobre el domingo, desde el SIMAPE distribuyeron a los medios una presentación de la Secretaría de Relaciones Laborales en la que se solidarizaron con la medida dispuesta por el SOMU. “Garantizamos que todos los afiliados del SOMU puedan concurrir a la asamblea”, aseguró Pablo Trueba.

El Secretario General del SIMAPE aclaró que luego de la asamblea, los afiliados de su gremio sí saldrán a trabajar porque no tienen conflicto con las cámaras patronales.

Mientras se suman barcos fresqueros demorados por la asamblea del SOMU, las horas que podrían anteceder a una medida de fuerza del sindicato no servirán para intentar llegar a un acuerdo. Las partes recién volverán a verse las caras, y de manera virtual, el miércoles 8 de mayo.