09/05/2024
CAPIP instó a Diputados a diseñar medidas que permitan achicar costos

La Comisión de Intereses Marítimos hizo una amplia convocatoria a todo el arco pesquero nacional para escuchar inquietudes sectoriales. Asistieron representaciones empresarias, sindicales y del ámbito científico. Las partes valoraron el espacio que los parlamentarios habilitaron para plantear la agenda de la industria pesquera.

Revista Puerto - Diputados convocaron al sector pesquero - Hector Stefani preside la Comision de Intereses Maritimos

Héctor Stefani preside la Comisión de Intereses Marítimos.

Por Nelson Saldivia

El presidente de la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP), Agustín de la Fuente, fue convocado a participar de la reunión de la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios de la Cámara de Diputados de la Nación que debatió sobre el sistema de ‘trazabilidad de la pesca’, pero además fue el ámbito propicio para que se describiera un panorama general de la actividad, las prioridades y urgencias que presenta este sector de la economía nacional que le representa más de 1.800 millones de ingresos de divisas anualmente.

La comisión parlamentaria que preside Héctor Antonio Stefani, secundado como vicepresidente por el chubutense César Treffinger, realizó una amplia convocatoria en la que expusieron referentes del sector pesquero de todo el país.

De la Fuente explicó ante los parlamentarios que CAPIP tiene más de 40 años radicada en la región y agrupa a empresas que hacen toda la cadena de valor, desde la parte extractiva, la etapa de proceso de incorporación de valor agregado, y la exportación de los productos a los mercados internacionales. “Generalmente, las empresas tienen entre 70 y 80 destinos exportables ya marcados, habilitados por SENASA, y por la contraparte”, describió.

Efectos de la pandemia y la guerra

El titular de la entidad empresaria patagónica expuso que “en materia económica somos una matriz netamente exportadora. Más del 90 por ciento de lo que se produce se exporta. No somos formadores de precios y somos competidores de diversas materias primas en el mundo, y terminan compitiendo en la misma góndola”, detalló sobre el panorama sectorial.

En ese sentido, dijo que “somos netamente exportadores, pero no somos formadores de precios, en un mundo que ha cambiado muchísimo, en cuyos destinos no están consumiendo lo mismo que consumían habitualmente”, reveló a los legisladores respecto a las vicisitudes que afronta la industria y en tal sentido aseguró que “la realidad no es exportar y después se vende solo. Ese esquema se ha recaído. Está muy deprimido después del inicio de la guerra, y quedó retraído después de la pandemia”, mencionó

Defensa del Régimen Federal de Pesca

El presidente de CAPIP puso en conocimiento de los miembros de la comisión que “es notable los cambios en la forma en que se consume. Antes exportábamos, por ejemplo, langostino en cajas de dos kilos y hoy al consumidor no le es atractivo ese packaging. El consumidor quiere un producto más inmediato, más individual, más elaborado”, diferenció.

En cuanto a la legislación vigente, de la Fuente destacó que “a partir de la Ley Federal de Pesca tenemos un techo de lo que podemos pescar en todas las especies cuotificadas. El espíritu de la ley fue muy claro en la década del ’90, ya que la ley nació a partir de la crisis de la merluza; entonces, fue necesario cuotificarla y regularla para llegar a recuperar un caladero que hoy nos hace sustentables”, subrayó.

Revisar la presión fiscal

Asimismo, sostuvo que existe la necesidad de revisar la presión fiscal sobre la actividad. “Cuando entramos a mirar la estructura de costos, que son costos directos e indirectos, vemos que tenemos puntos donde debemos mejorar. Tenemos derechos de exportación según el valor agregado que se haga, pero el incentivo al valor agregado es mínimo”, estimó.

“Si miramos, cual es el competidor del langostino, que es el principal recurso pesquero generador de divisas para el país, nos encontramos que no tenemos acuerdo con la Unión Europea y Ecuador, desde 2017, tiene un acuerdo de libre comercio y no paga el 12% de arancel para ingresar su vannamei que compite con nuestro langostino”, enfatizó.

Agustín de la Fuente recordó que “estos temas los pusimos en debate este verano, tratando de hacer conocer cuáles eran nuestros costos como industria pesquera, porque había una iniciativa de incrementar un 15% las retenciones”, en el proyecto original de la Ley Bases.

“El langostino congelado a bordo está en rojo”

Al avanzar en su exposición de la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios advirtió que “hoy hay muchos productos que están en rojo porque no somos formadores de precios y la ecuación con los costos actuales da negativo. El langostino congelado a bordo está en rojo y no lo podemos levantar”, aseveró.

“Suena bien hablar de valor agregado, pero la mayor carga que tenemos es la inversión laboral, el costo del combustible, el packaging, todos los costos que tenemos hasta llegar con el producto a destino”, reiteró y en tal sentido instó a los legisladores a dar el debate. “Necesitamos una gran reflexión de cómo reestructurar nuestros costos. Somos una matriz productiva que exportamos, regularmente, USD 1.800 millones. Creo que ahí está el gran desafío que tenemos de reducir los costos para poder agregarle valor”, concluyó.