29/05/2024
Comienza la temporada de langostino con excelentes rendimientos

Los resultados obtenidos en la prospección no dejaron dudas sobre el inicio de la zafra. Con un promedio de 15 a 20 toneladas diarias de un langostino grande y limpio de merluza se habilitan desde hoy cuatro subáreas para toda la flota. Se debe mejorar la cobertura de observadores en la flota fresquera.

Revista Puerto - Langostino - Comienza la temporada con excelentes rendimientos y predominio de L1 - img 02
Por Karina Fernández

Las imágenes que circularon en las redes sociales de los barcos que participaron en la prospección de langostino son por demás elocuentes. Las bolsas suben llenas y absolutamente naranjas dada la escasa presencia de merluza. Las subáreas prospectadas fueron la 4 y 5, ubicadas entre los paralelos de 42º y 43º Sur y los entre los meridianos de 60º y 62º Oeste; y las subáreas 13 y 14 ubicadas entre los paralelos de 45º y 46º Sur entre los meridianos de 62º y 64º Oeste. Ante los buenos rendimientos con bajos niveles de bycatch, ayer por la noche el Subsecretario de Pesca dio aviso a la Prefectura de que las cuatro subáreas quedaban habilitadas a la pesca a partir de las 7:00 del día de hoy, 29 de mayo.

Los rendimientos en promedio registrados para todas las flotas se encuentran entre 15 y 20 toneladas diarias dependiendo de la subárea prospectada; y las capturas estuvieron compuestas por ejemplares grandes. Las tallas mayores y los mejores rendimientos se dieron en las subáreas ubicadas al norte (4 y 5), especialmente en la subárea 5, donde las capturas estuvieron compuestas mayoritariamente por L1; mientras que en la subárea 4 la composición estuvo repartida casi en partes iguales entre L1 y L2.

La abundancia de L1 es una buena noticia para las empresas que encontraron en el último tiempo demanda para este producto, mientras que para las tallas más chicas no hubo siquiera consultas, pues los compradores están aún estoqueados.

En las subáreas prospectadas al sur, la 13 y la 14, los rendimientos también fueron buenos pero de menor volumen, encontrándose también en la subárea 14 mayoritariamente ejemplares de L1.

Con estos resultados, no fue necesario esperar a la publicación del acta del Consejo Federal Pesquero para dar inicio a la zafra de langostino y ayer mismo se libró la nota a Prefectura para habilitar el ingreso de la flota tangonera.

Para lo que sí se deberá esperar a la publicación del acta, es para conocer si se dieron algunas discusiones que resultan urgentes. Uno de los temas a tratar es el pedido de modificación de tiempo de marea de la flota fresquera establecida en 72 horas desde la zarpada hasta el arribo a puerto, que pretenden se lleve a 72 horas efectivas de pesca.

“La consecuencia real de este límite es impedir que se completen tres días de capturas, lo cual fulmina el negocio para los armadores y sus empresas al restringir fuertemente el ingreso de materias primas”, señalaron desde CAPEAR.ALFA, la cámara que nuclea a los fresqueros, considerando débil el argumento de “cuidar la calidad” por el que se ha impuesto.

Otros temas relacionados con la operatoria de la flota para los que CAPEAR-ALFA ha reclamado revisión, son la velocidad de arrastre y el límite de nudos de navegación aceptado en horas nocturnas.

También se debatirá la solicitud de los congeladores de modificar el límite de colas que se pueden procesar a bordo, que está establecido en el 30% y se pretende llevar al 50% para poder ampliar las posibilidades de comercialización, tras atravesar varios años de caída en la demanda y precio del langostino entero congelado.

Otro tema clave a resolver es el embarque de observadores a bordo en la flota fresquera, que es muy bajo en comparación con la congeladora. Sumar más observadores permitiría a los investigadores tener una mejor cobertura de la distribución del recurso y responder a los requerimientos de los fresqueros durante la temporada, que muchas veces encuentran concentraciones que no pueden ser corroboradas para habilitar nuevas zonas de pesca.

El embarque de observadores en la flota fresquera es un tema que necesita la colaboración de todas las partes para poder concretarse. Una postura más rígida desde la autoridad de aplicación para que los armadores embarquen y para que los observadores acepten subir a pesar de que las condiciones no siempre sean tan buenas como en los congeladores.

También es necesario resolver cuestiones logísticas relacionadas con el ingreso de los barcos a puerto y la disponibilidad de observadores, que debieran estar pautadas antes del arribo para que la buena predisposición de los armadores fresqueros se concrete en el embarque de estos asistentes.

Sin problemas de recurso, queda espacio para avanzar en cuestiones que hacen al mejor aprovechamiento en condiciones de sustentabilidad y apuntando a lograr un producto de excelencia. Este escenario de abundancia podría complicarse si las condiciones del clima se vuelven adversas, como ocurrió en 2023, por lo que es importante no perder tiempo en encontrar soluciones.