29/05/2024
Corvina: sin prospección en vísperas de la temporada en Samborombón

El Ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense decidió tomar muestras de tallas en desembarques antes de definir la apertura para toda la flota. La semana pasada cerró el registro de solicitudes para permisos fluviales. Aumento de exportaciones pero caída de precios internacional.

Revista Puerto - Corvina rubia - img 02

La apertura de las aguas interiores del Río de la Plata para la pesca de la corvina rubia este año no se definirá por una prospección, sino que, desde el Ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense, del que depende la Dirección Provincial de Pesca, decidieron un muestreo de tallas en puertos de la Bahía de Samborombón para dar luz verde a la zafra invernal.

La toma de muestras, que lleva adelante el equipo de técnicos a las órdenes de Matías Nicolossi, se realiza desde hace varios días en los puertos de La Plata, Atalaya, Quincho Castelli, Río Samborombón y General Lavalle.

En este puerto en particular algunas embarcaciones han completado dos mareas al borde de las aguas interiores pero con predominio de pescado chico, inferior a 500 gramos. Por ese pescado los frigoríficos de Mar del Plata están pagando entre 800 y 820 pesos.

La semana pasada cerró el registro de solicitudes que había habilitado el Ministerio bonaerense para que la flota obtenga los permisos fluviales de pesca para la zafra de corvina y las especies acompañantes del variado costero en la zona interior del Río de la Plata.

Las descargas de corvina contabilizan 6.757 toneladas hasta el pasado 14 de mayo, según cifras oficiales, de las cuales 4.992 se desembarcaron en Mar del Plata. Hay tres parejas de barcos fresqueros de altura que decidieron operar sobre el recurso como modo de ahorrar en combustible y mejorar las capturas.

Se trata de los buques “América” y “Juan Pablo”; “Popa y Júpiter” y los Huafeng 816 y 817. Los ejemplares que captura esta flota en aguas exteriores de la Bahía son de mayor tamaño, entre 500 y 1000 Up. El precio es un poco mejor, mil pesos por kilo, aunque los armadores aseguran que es el mismo valor del año pasado y que debería valer, mínimo, 1500 pesos.

Pero ese precio mayor no lo pueden convalidar los frigoríficos, que vienen de sumar 45% de incremento en tres cuotas para los obreros que manipulan el pescado y no están ansiosos por que empiece la temporada.

“Hay chances de hacer pan ready (eviscerada) a la corvina de 1000 Up, pero no somos competitivos. El costo de mano de obra supera los 600 pesos por kilo y a esos valores no se la vendés a nadie”, contó un industrial que exporta usualmente corvina a países africanos.

La estadística oficial que refleja las exportaciones muestra un crecimiento significativo de la especie. En marzo se exportaron 988,9 toneladas que generaron 1,6 millones de dólares a un valor promedio de 1.598 dólares por tonelada. Las cifras representan casi 20% más en volumen y divisas en comparación con marzo de 2023.

En el primer trimestre se llevan exportadas 2.531,7 toneladas a un precio promedio de 1.541,4 dólares la tonelada, que generó un ingreso total de 3,9 millones de dólares. La cifra representa un aumento del 67,9% en volumen y 61,7% en divisas respecto del período enero-marzo del año pasado. El precio tuvo una merma del 3,7%.

“Es probable que sea corvina que quedó sin vender del año pasado y hubo un poco más de demanda porque la flota uruguaya no está pescando”, explicó otro industrial ante la consulta de este medio. “Hoy los precios se derrumbaron”, aseveró.