22/05/2024
Datos oficiales de desembarques y exportaciones de langostino

El completo informe elaborado por la Dirección de Planificación Pesquera de la Subsecretaría de Recursos Acuáticos y Pesca brinda un detallado panorama individualizando los destinos, precios y volúmenes exportados según el tipo de producto en comparaciones interanuales.

Revista Puerto - Langostino - Proceso en planta de tierra - img 02
Fotos de archivo

En el análisis de los desembarques de langostino de los últimos tres años puede observarse como la flota fresquera costera ha tenido en 2023 uno de sus mejores años con 72 mil toneladas, cuando en los dos años anteriores había tenido desembarques por 65 mil y 60 mil toneladas. Mientras los congeladores han tenido en 2023 una de sus peores temporadas con 81 mil toneladas, en los años anteriores los desembarques fueron de 87 mil y 90 mil toneladas. Pero no fueron solo los congeladores los que han bajado su participación en las capturas, sino también la flota fresquera de altura, que registró desembarques por 32 mil toneladas, mientras en 2021 había descargado 58 mil toneladas y en 2022 unas 45 mil toneladas.

Al centrarse en los datos del corriente año, actualizados al 7 de mayo y estableciendo una comparación interanual, se observa para el conjunto de las flotas una caída en los desembarques del 23%. En total se llevan descargadas 46 mil toneladas contra las 60 mil del mismo período en el año 2023.

Los barcos costeros llevan descargadas 29 mil toneladas cuando en 2023 llevaban 44 mil toneladas, lo que representa una caída del 33%. En los de rada-ría la baja fue del 27% pasando de casi 10 mil toneladas a 7 mil toneladas. En los fresqueros de altura la baja es del 15% registrando este año desembarques por 2.700 toneladas cuando el año pasado habían superado las 3 mil toneladas. Los congeladores, en cambio, tuvieron un mejor arranque, pasando de 3 mil toneladas en 2023 a 7 mil este año, lo que equivale a un aumento del 131%.

El análisis por puerto refleja, para la comparativa del año 2022 con el 2023, que el único puerto que mejoró el volumen de desembarques fue Rawson pasando de 76 mil a 90 mil toneladas, lo que se explica por la temporada extraordinaria de langostino. La caída más importante se observa en Puerto Madryn, que pasó de 76 mil a 62 mil toneladas.

En el período interanual hasta el 7 de mayo de 2024 se observa una baja en los desembarques de Rawson del 31% con 38 mil toneladas contra 55 mil toneladas del año pasado. En Puerto Madryn hubo un aumento del 70%, pasando de casi 2 mil a más de 3 mil toneladas. En Mar del Plata el aumento fue del 56%, de 1.600 a 2.500 toneladas. El puerto de Ingeniero White tuvo gran movimiento: pasó de 473 toneladas en 2023 a 1.300 toneladas en lo que va de 2024, lo que representa un aumento del 185%. En Puerto Deseado, con volúmenes muy chicos, hubo un aumento del 39% en los desembarques, que pasaron de 137 a 243 toneladas.

El análisis sobre el número de barcos que han descargado langostino en los últimos tres años muestra que durante 2021 fueron 405 buques los que registraron capturas; en 2022 el número de barcos bajó a 380, produciéndose la mayor baja en los costeros; en 2023 la cantidad de buques con descargas de langostino fue de 320 y en los primeros cinco meses de 2024 han operado sobre el recurso 228. Esta cifra incluye a todos los buques con alguna declaración de langostino.

Volumen y valores de exportación

Señala el informe que en 2023 el comercio mundial de camarón y langostino fue de 3,64 millones de toneladas, con una caída del 2,6% interanual. En lo que respecta a la Argentina, las exportaciones han aumentado en volumen un 4% mientras que la recaudación cayó un 4% y el precio promedio tuvo una baja del 7% comparado con 2022.

Los langostinos enteros fueron los que sufrieron las mayores bajas tanto en volumen exportado como en divisas, en el orden del 9% y del 22% respectivamente, acompañados por una caída del precio del 14%. El producto que marca estos índices es el comercializado en envases mayores a un kilo y menores a 2 kilos; el precio promedio fue de 5.449 dólares la tonelada.

En el caso de las colas, los productos de mayor comercialización son los de envases mayores a un kilo y los que se exportan en envases mayores a dos kilos. En el primer caso se ha observado un aumento en el volumen de exportación del 34% y en divisas del 28% con una caída del precio del 4%, pasando de 7.881 dólares a 7.530 dólares la tonelada. En el segundo caso, el aumento fue similar, un 32% en volumen y un 28% en divisas; en este caso el precio cayó un 3% y se colocó en 6.836 dólares la tonelada.

En cuanto a las colas peladas y desvenadas, los productos con mayor nivel de comercialización son los de envases de un kilo o menores y los de más de dos kilos. En el primer caso hubo una caída de la demanda del 25% y en divisas del 18%, aunque lograron un valor 10% superior, colocándose en 12.741 dólares la tonelada. Para el segundo caso, la caída en volumen y recaudación fue del 22% con un aumento del precio del 4% comercializándose a 10.211 dólares la tonelada. El conjunto de productos derivados de colas tuvo un aumento en la demanda del 27% y del 21% en el ingreso de divisas con una caída del precio del 4%.

Para el primer trimestre del 2024 en comparación con 2023 los datos de la Subsecretaría de Pesca muestran una baja en la demanda del 22% y en el ingreso de divisas del 25% como consecuencia de una caída del precio del 4%.

Para el langostino entero en envases mayores a un kilo y menores a dos kilos, el volumen de ventas fue un 7% inferior a igual período del año pasado y en ingresos del 9% acompañado por una caída del precio del 2%. En total se exportaron 7.432 toneladas a un valor promedio de 5.142 dólares la tonelada.

Enb cuanto a las colas, sus dos principales productos también registraron bajas. En los envases mayores a un kilo la caída en volumen fue del 24% y en divisas del 25% con un precio 2% más bajo que el año pasado, quedando en 7.244 dólares la tonelada. En los envases mayores a dos kilos, las ventas cayeron un 34% y en ingresos la caída fue del 38% acompañada por una baja del precio del 6% vendiéndose en 6.531 dólares la tonelada.

Evolución de los precios

El análisis de precios desde 2014 a 2023 muestra claramente cómo ha transitado el langostino entero una curva descendente. Mientras que en el primer año del período se comercializaba a un valor de 6.950 dólares, para el año pasado el valor fue de 5.450 dólares. Solo en 2021 logró mejorar sustancialmente su valor cuando se vendió a un precio promedio de 7.139 dólares la tonelada, pero desde entonces la caída ha sido estrepitosa.

En el caso de las colas de langostino, al inicio del periodo de análisis se comercializaba a 7.541 dólares la tonelada, luego comenzó a caer, registrándose en 2016 el precio más bajo de todo el periodo con 6.496 dólares la tonelada. Desde entonces el precio fue mejorando llegando en 2022 al mejor valor con 8.048 dólares la tonelada, pero no se pudo mantener y en 2023 se comercializó a 7.697 dólares la tonelada.

Destinos de exportación

Los principales países que compran nuestro langostino sin distinción de presentación son: España, que se lleva el 32% de la producción, seguido por China, con el 19%; Italia con el 11%; Perú se lleva el 7% y por último se ubican Estados Unidos y Japón, ambos con el 6% del total exportado.

Al diferenciarse por tipo de producto, la importancia de un mercado sobre otro cambia. El informe presenta esta diferenciación y realiza una comparación interanual sobre las variaciones en la demanda entre 2022 y 2023.

En el caso del langostino entero el principal mercado es España, que en el último año ha reducido la demanda: mientras en 2022 se llevó el 50% de la producción, en 2023 ese porcentaje se redujo al 44%. El segundo mercado en importancia es Italia, que en 2023 compró el 15% del total exportado aumentando su participación en un 7%. En tercer lugar se encuentra Japón y en cuarto China, que en 2023 compraron el 14% y 13% del total exportado respectivamente. En el primer caso, la demanda aumentó un 2% y en el segundo cayó un 3%. El mejor precio lo pagó Rusia, que se encuentra en el quinto puesto con el 4% de las ventas; y el precio más bajo fue para Japón.

En el caso de las colas el principal mercado es China, que pasó de representar el 17% del total exportado al 24% en 2023; lo sigue España, que el año pasado aumentó su demanda, pasando de representar el 19% al 21% y en tercer lugar se encuentra Perú, que representa el 12% del total exportado. Estados Unidos, que se encuentra en el cuarto lugar, se lleva el 10% de toda la producción y por el tipo de producto con valor agregado que requiere es el que paga el mejor precio, en el orden de los 11 mil dólares la tonelada. Lejos de los 8.127 dólares que pagó España por las colas y mucho más lejos de 7.004 dólares por tonelada del mismo producto que pagó China, siendo este el precio más bajo del mercado.