14/05/2024
INIDEP: radiografía de la temporada 2023 de langostino

El informe elaborado por Juan de la Garza detalla el desempeño de cada estrato de flota, las subas y las bajas, la distribución del crustáceo y el tipo de producción que puede esperarse en distintas épocas del año. Se llevan cinco años de 200 mil toneladas.

Revista Puerto - Chubut - Langostino - img 02
Por Karina Fernández Fotos de archivo

El informe presentado por el INIDEP resume las descargas de langostino por estrato de flota (costeros, fresqueros, congeladores y rada/ría), su evolución mensual y anual como así también la dinámica espaciotemporal. También se incluyó un análisis mensual de la composición de la producción realizada por los barcos congeladores. El documento representa una clara radiografía del comportamiento del recurso y de la actividad de la flota durante 2023.

“Si bien la población de langostino ha mostrado en los últimos años un leve descenso en su biomasa y número de individuos, la pesquería sigue mostrando signos de estabilidad pesquera, reflejada en el promedio anual de desembarque declarado de los últimos cinco años, de 203 mil toneladas”, señala Juan de la Garza, autor del informe.

Durante el año 2023 se declararon 200 mil toneladas de langostino, un 4% menos que en 2022, señala De la Garza y destaca lo observado en la temporada de Rawson, donde durante los primeros tres meses del 2023, “tuvieron un volumen récord de 56.800 toneladas, representando un incremento del 60% con respecto al primer trimestre del 2022”, convirtiéndose en “el máximo histórico para la zona, con más de 90 mil toneladas de langostino descargadas”.

La temporada de pesca en aguas de jurisdicción nacional comenzó oficialmente el 15 de abril fuera del Área de Veda Permanente para la Protección de Juveniles de Merluza (AVPJM) y dentro del área de veda las operaciones de pesca comercial comenzaron el 2 de junio y se mantuvieron hasta el 4 de octubre, con la prohibición total de la pesca a partir del 11 de octubre.

El 99% de las capturas declaradas en 2023 provinieron de aguas de jurisdicción nacional y de la provincia de Chubut, pero debido a la temporada récord de Rawson esta última procedencia pasó a representar el 43% del total declarado, cuando en 2022 había sido el 33%.

Las mejores descargas de la flota congeladora se dieron en el mes de julio (20 mil toneladas) al igual que para los buques fresqueros de altura, mientras que los fresqueros costeros y de rada/ría tuvieron sus dos picos característicos en primavera y verano.

Los congeladores descargaron 81.680 toneladas, un 10% menos que en 2022, representando el 40% del volumen total anual descargado. Señala el investigador que esta reducción se dio principalmente por el número de días en los cuales las condiciones hidrometeorológicas adversas no les permitieron operar.

Las flotas fresqueras de altura y costera descargaron 33.999 y 71.279 toneladas, respectivamente, representando en la flota fresquera de altura un descenso del 25% y en la costera un incremento del 32% respecto de la temporada de 2022.

Fue la flota costera de Rawson la que presentó también los mejores rendimientos mensuales de captura por unidad media diaria de langostino, en enero y diciembre. En tanto, en general, la CPUE promedio anual para ambas temporadas fue muy parecida a la observada en 2021 y 2022.

Distribución espacial de las capturas de langostino

“Una particularidad que tienen las concentraciones de langostino, es que son muy dinámicas e imprevisibles espacialmente, es posible acotar un rango del posible volumen a capturar, pero es complejo el poder determinar con exactitud dónde se van a localizar las biomasas disponibles para su pesca”, indica De la Garza; y agrega que fue la concentración del cardumen en el área cerca a Rawson lo que permitió una captura extraordinaria, pero resalta a la vez que “en el período otoño-invierno se localizaron agregaciones de buen tamaño al sur de las subáreas 15 y 16 que no se observaban desde el 2015”.

Como ya se ha mencionado, las capturas realizadas dentro de la jurisdicción provincial, cercanas al Puerto de Rawson, fueron las más significativas (43% del total) y el resto del  langostino provino principalmente de aguas nacionales, repartido entre la latitud 41° y 46° Sur y los meridianos 60° y 64° Oeste.

Composición de la producción de langostino en barcos congeladores

Las categorías comerciales L2 y L1 fueron las de mayor importancia, con el 78% del total producido. El 48% de la producción total fue L2, seguida por L1 con el 30%. En la producción de colas, que fue alrededor del 6% del total, la cola 1 fue la más representada con el 70% de la producción.

Las categorías L1 y L2 predominantes se dan el sector norte por fuera de la veda, explica el investigador, pero en el mes de junio, con la apertura del área de veda, se vuelve a una predominancia de L2 seguida por L3 y a partir de julio hasta el cierre la producción se centra en L2, L1 y L3 principalmente.

Contar con esta información es vital no solo para saber qué se puede esperar del recurso, sino que contribuye cada vez más a que las empresas puedan definir estrategias de explotación a partir de los datos de abundancia, localización y tallas, que últimamente se han transformado en un dato comercial clave ante la selectividad de los compradores.

El informe hace referencia al esquema de subáreas, que ha tenido sus críticos, destacando la importancia que tiene para evitar la sobrepesca del reclutamiento y del crecimiento del langostino, como así también prevenir altos niveles de bycatch de merluza común.

También menciona el trabajo que Chubut y Santa Cruz mantuvieron el acuerdo de no habilitar la pesca de langostino dentro del Golfo San Jorge. Si bien no está escrito en este informe, sí se han expresado en otros sobre la importancia que tiene ese aspecto para mantener la pesquería en los niveles de 200 mil toneladas.

Finalmente, se indica que los únicos datos de captura dentro del golfo provinieron de las dos campañas de investigación que el INIDEP realizó en el pesquero Bogavante Segundo. Esto está indicando que las campañas a cargo del instituto no se realizaron y, como ya se ha publicado en infinidad de oportunidades, es de vital importancia contar con al menos las tres campañas programadas para tener un seguimiento del recurso y un asesoramiento de calidad. Algo que esperamos se normalice en este 2024.