13/05/2024
“Te vamos a matar”

En medio de una manifestación del STIA, el gremio de la alimentación en Puerto Madryn, un empleado de la firma La Escalerona fue insultado, amenazado de muerte y sufrió daños materiales en el vehículo. Desde CAPIP piden intervención de las autoridades para dar fin a “este accionar extorsivo, amenazante y violento”.

Revista Puerto - Chubut - STIA - img 02

Sebastián Haro, empleado de La Escalerona, denunció el jueves 9 de mayo que antes de las 8 de la mañana, cuando se dirigía en una camioneta de la empresa hacia la planta de Greciamar por la Ruta Provincial 42, entre 30 y 40 personas identificadas con chalecos del STIA le impidieron el paso y comenzaron a propinarle insultos y amenazas.

“Vos sos el que denunció a nuestros compañeros, si son tan macho para denunciar por qué no bajás ahora” le dijeron al tiempo que otros le gritaban: “Te vamos a matar, hijo de puta”, expuso Haro en la denuncia policial formulada el mismo día en que acontecieron estos hechos. El vehículo sufrió algunos daños propinados por los manifestantes y todo fue presenciado por un proveedor naval que minutos antes habría sufrido una situación similar.

No es un dato despreciable que los hechos se produjeran ante la mirada de personal policial que se encontraba en el lugar donde se propinaron los insultos, amenazas de muerte y daños materiales al vehículo sin que tomaran intervención. Esta situación también fue denunciada por la víctima.

Ante lo sucedido, desde CAPIP emitieron un comunicado repudiando el hecho y solicitando la inmediata intervención de las autoridades provinciales para terminar con este “accionar extorsivo, amenazante y violento”.

“CAPIP lamenta, repudia y rechaza enérgicamente la actitud de integrantes del Sindicato STIA”, señala el comunicado que describe la situación vivida por el empleado de La Escalerona y agregan que no puede entenderse “este accionar como parte del derecho a manifestarse”.

“Hace años que cada medida de fuerza del STIA viene acompañada de quema de gomas que destruyen los portones de acceso a las plantas, cortes de ruta, impedimento de operatividad en distintos puertos provinciales, toma de plantas, escraches, actos de violencia verbal y física a representantes del sector empresario, e inclusive las acciones tendientes a generar intencionalmente el deterioro de la materia prima o de productos elaborados o semielaborados, que son alimentos”, continua el comunicado.

Destacan el hecho de que este tipo de acciones violentas se han vuelto habituales en la ciudad de Puerto Madryn: “Estas situaciones, de gravedad institucional, social y económica absoluta y extrema, lamentablemente ya se encuentran naturalizadas y normalizadas en nuestra sociedad, y las autoridades de los diferentes órganos del Estado, permanecen inmóviles e inalterables, viendo como parte de la sociedad sufre de estos excesos, que el sector gremial promueve, integra, adhiere y justifica sistemáticamente”.

“¿Qué más falta para que se tome debida intervención y se sancione con ejemplaridad este tipo de situaciones? ¿Cuál será́ el nuevo limite admisible? ¿Qué estamos esperando como sociedad para repudiar masivamente a cualquier acto de violencia sindical?”, se preguntan desde CAPIP interpelando a las autoridades.

Las negociaciones paritarias están por comenzar y como bien indica el comunicado de CAPIP no sería la primera vez que los conflictos laborales se terminan dirimiendo en las calles, no con manifestaciones normales sino con agresiones directas hacia los empresarios y en el último tiempo, también, hacia los empleados administrativos.

“Por todo lo expuesto, esta Cámara Empresaria entiende que es momento de decir basta a este accionar extorsivo, amenazante y violento; a estas malas prácticas gremiales del STIA, que actúa de manera ilegitima, maliciosa y violenta, y en perjuicio de toda una actividad, que debiera resguardar y cuidar en defensa del interés directo de los trabajadores afiliados y no afiliados. A todo esto decimos basta”, concluye el comunicado.