10/06/2024
Acuerdo paritario y liberación de la flota fresquera de altura

En Mar del Plata se solucionó el planteo salarial y desde el sábado se liberó a la flota para volver a pescar. Este lunes se firma el acta con los valores ajustados con un 15% para mayo y 10% para junio, todo acumulativo y no remunerativo. Figuraría un compromiso sindical de vincular las actualizaciones del trimestre julio-septiembre a lo que marque el IPC.

Revista Puerto - Mar del Plata - Tras acuerdo los gremios liberan la zarpada de buques pesqueros - img 02

Si no surge algún cortocircuito de último momento y con todos los referentes sindicales sentados en la misma mesa, este lunes quedaría sellado el nuevo acuerdo por el reajuste paritario de los básicos y demás ítems en pesos del personal marítimo que se embarca en buques fresqueros de altura en el puerto de Mar del Plata.

Lo que en principio era una pelea que arrastraban las cámaras patronales con el SOMU y la conciliación extendida con todos los plazos vencidos, para acordar el primer tramo de la paritaria 2024 luego que el resto firmara por el 35% en dos cuotas para el tramo marzo y abril, en las últimas horas de la semana pasada se sumó al resto de los sindicatos a la mesa de negociaciones.

El argumento de las cámaras empresarias asomaba como lógico: de nada valía cerrar con el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos el reajuste del mes de mayo y así levantar la demora de zarpadas que pesaba sobre la flota desde la medianoche del jueves, sin tener abrochado el acuerdo con el resto de los gremios y ampliar el acuerdo al mes de junio.

Luego de varias rondas de consultas entre los propios referentes sindicales de SICONARA, Centro de Patrones y Asociación de Capitanes, que hicieron base en el SIMAPE y los representantes armatoriales, con propuestas, ofertas y contraofertas, afloró un principio de acuerdo que permitió liberar a la flota pasadas las 15 del sábado como muestra de buena voluntad sindical.

Así como debatía el arco sindical pesquero casi a pleno, también fluían mensajes entre la sede de la Cámara de Armadores y CaIPA, sin dejar fuera de la marcha de las negociaciones a los referentes de CAPEAR ALFA, la entidad que nuclea a la mayoría de los armadores de la flota fresquera de altura, pero no es signataria de convenio.

Las partes convendrán en las próximas horas una recomposición del 15% para el mes de mayo y 10% para el mes de junio, con actualizaciones para los ítems fijos como francos compensatorios y la comida. Será acumulativo, es decir, los básicos de mayo a valores de abril pasado y lo de junio a valores de mayo.

El punto que trabó la discusión fue la forma en que se aplicaba el reajuste. Los gremios aceptaron reducir al 10% la cuota de junio (pedían 15%) pero las cámaras patronales aceptaban pagarlo si no era acumulativo sino a valores de febrero pasado. Como había una parte remunerativa y otra no remunerativa, terminaron haciendo todo no remunerativo para equilibrar resignaciones.

Entre la patronal queda la resignación de entregar otro reajuste por encima de los números de inflación. El 15% de mayo posiblemente sea el doble del porcentaje que comunicará el gobierno esta semana y el de junio, si la tendencia se mantiene, repetirá la misma asimetría.

Para no repetir la historia en el corto plazo y con negociaciones que no dan respiro, desde las cámaras aceptaron esta discrepancia entre el 25% bimestral que abonarán a los trabajadores con la evolución de la inflación, con la condición de que, para el próximo trimestre, los gremios acepten aplicar el reajuste respetando las cifras oficiales que marca el IPC, el índice de precios al consumidor.

Por las dudas que la inflación revierta la tendencia y todo vuelva a descontrolarse, los gremios pondrán una cláusula de revisión para el mes de septiembre.