10/06/2024
ANFACO advierte que los productos pesqueros deben adaptarse a los consumidores

España registra una caída persistente en el consumo de pescados y mariscos. La demanda se focaliza en productos ‘ready to eat’. Aseguran que “es un modelo que ha venido para quedarse”. Roberto Alonso reivindicó los fuertes vínculos que el sector mar-industria español tiene con Argentina.

Revista Puerto - Chubut - Roberto Alonso de ANFACO con Agustin de la Fuente de CAPIP

Roberto Alonso, de ANFACO; y Agustín de la Fuente, de CAPIP, en la última Seafood Expo Global.

Por Nelson Saldivia

El secretario General de ANFACO – CECOPESCA, Roberto Alonso, analizó la situación general del complejo mar-industria alimentaria, los comportamientos de los mercados internacionales y la retracción del consumo de pescados y maricos que experimenta España. Destacó los lazos comerciales con Argentina y ratificó los vínculos de cooperación con la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP).

ANFACO – CECOPESCA es una asociación empresarial privada con más de un siglo desde su fundación que representa los intereses sectoriales del clúster marino y alimentario español que hoy nuclea a 259 empresas.

“En los últimos años en España se registra una caída persistente en el consumo de pescados y mariscos, por lo que debemos trabajar sobre medidas fiscales y de promoción que alienten al consumidor a volcarse a estos productos”, precisó el ejecutivo de la entidad que reveló que “estamos pidiendo que el IVA baje para pescados y mariscos para que sea más accesible para los consumidores”, dijo sobre la propuesta.

Consideró que el desempeño de la actividad pesquera en este 2024 “va a estar muy marcada por el consumo interno español y por cómo se comporten las exportaciones a Europa, que es nuestro principal mercado, si bien exportamos a más de 140 países, pero en término de volumen agregado, Europa sigue siendo el principal mercado”, mencionó.

Cambiaron las prioridades de consumo

Al evaluar el nivel de impacto que han tenido, el conflicto bélico en Europa del Este y los índices inflacionarios en la región, Alonso sostuvo que “la guerra sin dudas ha producido efectos, pero la inflación ha provocado suba de costos energéticos, suba de costos financieros, entre otros, y evidentemente los productos pesqueros no fueron ajenos a esa situación”, reconoció.

“Esa inflación genera un menor poder de compra del consumidor. Es decir, el consumidor, más apretado, cambia las prioridades de consumo en un contexto de suba inflacionaria”, describió el directivo de ANFACO, que también señaló que “aquí aparece otro factor, que es el cambio en los hábitos de consumo postpandemia. No solo de qué alimento comprar, sino que experiencia va a tener con ese producto”, narró.

Roberto Alonso contó en base a diferentes estudios que “en la comercialización, en el canal retail de supermercados, el consumidor observa inflación y opta por productos más eficientes en materia de gasto, y elige consumir pescados en restaurantes y no tanto en sus casas”, dijo sobre las variables que tienen los mercados.

“Si bien influye la inflación y los cambios de hábitos en esta caída del consumo, considero que el sector pesquero debe seguir esforzándose en la promoción, en el valor añadido y en captar nuevos consumidores”, resaltó como desafíos a nivel de industria.

El mercado manda

El secretario general de ANFACO – CECOPESCA aportó mayores precisiones y mencionó recientes estudios en Europa “que muestran que los consumidores están buscando productos ‘ready to eat’ y, ahí si vemos la estadística de preparaciones y conservas de pescados y mariscos que están listos para consumir, es la categoría que resiste muy bien la inflación y la pandemia, porque son productos de alto valor y se adaptan a los conceptos de salud, sostenibilidad y conveniencia”.

Vale mencionar que los productos ‘ready to eat’, también conocidos como productos comestibles listos para su consumo, son aquellos que están completamente preparados y listos para su consumo directo desde el empaque.

Con la nueva realidad que impone el mercado, Alonso fue categórico: “los productos deben adaptarse al estilo de vida de los consumidores y no al revés, y esa debe de ser una línea de trabajo inquebrantable”, sugirió. “Es un modelo que ha venido para quedarse y las empresas que exportan lo tienen que tener muy claro, adaptarse al consumidor con productos de alta calidad”, sostuvo.

Cooperación entre ANFACO y CAPIP

En otro orden, Roberto Alonso reivindicó los fuertes vínculos que el sector mar-industria de España tiene con Argentina. “Para nosotros América Latina, especialmente Argentina, es un país con lazos comerciales muy profundos, creo que hemos crecido económicamente ambos bloques”, dijo y en ese marco resaltó: “CAPIP es una entidad de referencia en materia pesquera y no podría ser de otro modo, tener esa colaboración para abordar retos”, mencionó respecto a los acuerdos celebrados entre ambas entidades empresariales

“Hemos estado trabajando en temas concretos como el contingente que quita aranceles. Cuando nos aliamos y colaboramos estamos consiguiendo un mejor desarrollo económico y eso es muy beneficioso para todas las partes”, concluyó.