03/06/2024
Bycatch de langostino en la flota fresquera de Mar del Plata

Un Informe de Transferencia del INIDEP, elaborado por Marcelo Pájaro, analizó los desembarques del marisco por la flota fresquera durante 2023. Mayor actividad en febrero y marzo a partir de la operatoria de 79 barcos.

Revista Puerto - Descarga de langostino - img 02

Desde el año 2006 se ha observado una expansión geográfica del langostino, especialmente al norte del paralelo de 42º Sur y hacia aguas más profundas. Esta expansión, sumada a la prohibición de pesca para la flota congeladora en virtud de proteger el proceso reproductivo durante los primeros meses del año, dio como resultado una mayor captura de langostino como fauna acompañante o bycatch realizada por los buques fresqueros que operan con redes de arrastre demersal al norte del área de veda permanente de juveniles de merluza.

A principios de 2021 el Consejo Federal Pesquero dispuso una experiencia piloto para que de manera temporal y hasta el 30 de abril se contemple una tolerancia de la captura incidental de langostino en la pesquería de merluza entre los paralelos 41º y 42º Sur, y los meridianos de 60º y 62º Oeste, de hasta el 20% de las capturas totales del buque fresquero por marea. A pedido de distintas cámaras armadoras al año siguiente el CFP renovó la medida.

El Informe de Transferencia 36/24, elaborado por Marcelo Pájaro, investigador del INIDEP, pone en contexto la situación a partir de la cual es necesario monitorear el nivel de bycatch de langostino que llevó adelante la flota fresquera arrastrera que operó desde el puerto de Mar del Plata el año pasado y cuyos resultados conforman el Informe.

Pájaro analizó los desembarques de langostino desembarcado como bycatch por los barcos fresqueros que pescan con redes de arrastre de fondo, no tangoneras, y desembarcan sus capturas en el puerto de Mar del Plata.

El investigador utilizó la información de los partes de pesca y las actas de pesca disponibles en los repositorios digitales como SCAPN y SIFIPA. Se registraron 145 mareas, principalmente al norte del área de veda de juveniles de merluza en los meses de febrero y marzo cuando se registraron 371 y 711 días de pesca respectivamente.

En estos meses hubo 31 barcos que declararon desembarques de langostino en febrero y 48 barcos en el mes de marzo. En abril fueron 12 buques y a lo largo de 2023 sumaron un total de 97 barcos, que sumaron 165 mareas y totalizaron 1.343 días de pesca.

“Entre febrero y marzo también se observaron los mayores volúmenes de merluza (7.065 toneladas) y langostino (1.140 toneladas) desembarcados”, aclara el documento al que tuvo acceso REVISTA PURTO.

La captura de langostino declarada como bycatch con respecto a la captura total mostró que marzo y abril presentaron los mayores porcentajes (14% y 15% respectivamente). En tanto al analizar solamente el período febrero-abril se observó que solo en un tercio de las actas de desembarques se declararon porcentajes entre 18% y 20%.

Hay que tener en cuenta también una realidad que se refleja muchas veces en los muelles, pero no así en la estadística: La subdeclaración de langostino como bycatch es una conducta frecuente que debería contemplarse para tener un panorama certero sobre la captura total que realiza esta flota.

El Informe de Transferencia distinguió a los rectángulos estadísticos más visitados  por dicha flota: fueron  el 4160 y 4161, totalizando ambos 838 días de pesca. El máximo desembarque declarado de langostino se registró en el 4161 con 1.144 kilos, aunque allí también se destacaron los mayores valores de merluza: 3.794 toneladas y el total de especies: 6.196 toneladas.

Con mucha menor importancia en abundancia, lo siguió el rectángulo 4160 con 53 toneladas de langostino, 1.689 toneladas de merluza y 1.923 toneladas del total de las especies.

“El análisis espacial de las capturas declaradas en las actas de pesca mostró que a comienzos de año los desembarques se reportaron al sur del 41ºS. Ya en marzo y en abril las capturas se reportaron más al norte y en aguas más profundas”, reportó Pájaro.

“En mayo, luego que se abrió el área a la pesca para los barcos tangoneros, solo se registraron capturas en aguas costeras al sur de la provincia de Buenos Aires”, amplió el investigador, quien pugnó por mayores datos que puedan aportar los Asistentes de Investigación Pesquera del INIDEP que embarquen en la flota fresquera en marzo y abril.

En el Acta 38/22 del CFP se acordó que una vez culminada la zafra de aguas nacionales el año pasado se avanzaría en el diseño de un sistema de manejo del bycatch de langostino en la operatoria de los buques fresqueros merluceros en la zona ubicada al norte del paralelo de 42º Sur fuera del área de veda, y similar al establecido para el bycatch de merluza en la pesquería de langostino.

“Hasta la fecha esto no se ha visto reflejado en las resoluciones ni en las actas del CFP de 2023 y 2024”, concluyó Pájaro.