06/06/2024
El STIA amenaza parar todas las plantas en plena temporada

Luces de alarma en la industria pesquera de Chubut ante un conflicto en ciernes en las fábricas. A la incertidumbre por posibles medidas de gremios marítimos por el Impuesto a las Ganancias, ahora el sindicato de la alimentación reúne a todos los delegados y analiza un paro general.

Revista Puerto - Chubut - Langostino - STIA amenaza con parar todas las plantas en plena temporada - img 02
Por Nelson Saldivia Fotos de archivo

Hace apenas una semana se dio inicio a la temporada de aguas nacionales de la pesquería de langostino y el ritmo de capturas da cuenta de la presencia de muy buenas tallas comerciales y volumen de abundancia. Las plantas de procesamiento de Chubut comenzaron a retomar la dinámica tras meses de baja actividad después de la fracasada temporada de aguas provinciales.

Cuando recién están siendo convocados los trabajadores de temporada y eventuales, el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), que desde 1995 dirige Luis Emilio Núñez, acaba de anunciar que ayer fue el último día que daba de margen para que se retomaran las negociaciones salariales sobre ítems pendientes del acuerdo que venció el 31 de mayo.

El STIA intimó a la CAPIP a cerrar el acuerdo salarial respecto a la paritaria 2023/2024 e hizo público que sólo esperarían respuesta hasta el miércoles 5 de junio, al tiempo de adelantaron una asamblea provincial de delegados para definir los pasos a seguir; lo que fue leído como un ultimátum para iniciar con medidas de fuerza.

“El 31 de mayo venció el convenio colectivo y el gremio reclama a la Cámara juntarse para determinar el porcentaje de diferencia entre los firmado y la inflación que se acumuló de junio de 2023 y mayo del corriente”, comunicó el gremio en las últimas horas al hacer referencia a la cláusula séptima del acuerdo vinculado a un esquema de revisión y actualización en base al IPC del INDEC.

Planteo y rechazo

La organización dice que en el mes de marzo debieron sentarse las partes a pautar la actualización del último tramo del acuerdo, y que ahora, a ese tramo pendiente, se le suma la discusión de la paritaria 2024/2025 que debería regir hasta fin de mayo del año próximo.

El dirigente del STIA adelantó que se le pedirá a la Secretaría de Trabajo del Chubut que intime a CAPIP “a dar cumplimiento a lo acordado. Estamos esperando una respuesta y si no vamos a convocar al cuerpo de delegado de toda la provincia para decidir cuáles son las medidas que se van a adoptar a partir de esta decisión de no querer cumplir con lo acordado en el convenio que ya venció y que nos impide iniciar las negociaciones para el período junio 2024 a mayo 2025”.

En tanto, desde las empresas sostienen lo contrario, que efectivamente se ha acordado la actualización en las actas firmadas a fines de febrero, y lamentan que se esté amenazando la paz social, en momentos que el país atraviesa un complejo escenario económico con una profunda recesión.

Evitar una escalada de conflictos

Así, de este modo, a una semana de iniciada la temporada fuerte de langostino en aguas nacionales, el STIA plantea que analiza parar todas las plantas de procesamiento de pescado en Chubut.

Una paralización de la industria pesquera en este momento agravaría aún más la crisis que afronta el sector, ya que alteraría la cadena productiva y de pagos, y los primeros afectados serían justamente los propios trabajadores de planta que ni siquiera llevan una quincena procesando langostino.

En este contexto habrá que ver qué nivel de consenso hay “en las bases” para impulsar un paro general a una semana de abierta la zafra de aguas nacionales; la experiencia que dejó a comienzos de año la temporada de Chubut obligaría a repensar el plan de acción, ya que, de no hacerlo, los resultados serían peores.

No será menor, el rol que el Estado asuma en estas circunstancias, ya que más allá de la actuación administrativa de la cartera laboral, las miradas están puestas en la muñeca política que tenga el Gobierno para evitar una escalada de conflictividad que pueda afectar la paz social.