03/06/2024
Negociación por el dólar pesca con los gremios marítimos

CAPeCA y CAPIP se reunieron con el SOMU en el marco de la conciliación obligatoria, sin llegar a un acuerdo. El gremio se mantiene firme en su reclamo de liquidación de la producción por dólar exportador. CEPA no concurrió y presentó el acuerdo firmado con el sindicato bajo estos términos. Se suman gremios al reclamo y se analizan alternativas.

Revista Puerto - Mar del Plata - Las camaras empresarias negocian con SOMU por el dolar pesca - img 02
Por Karina Fernández Fotos de archivo

El jueves pasado, a instancias de la Secretaría de Trabajo y en el marco de la conciliación obligatoria, CAPeCA y CAPIP se reunieron de forma virtual con el SOMU. CEPA no participó, pero envió el acuerdo firmado el 28 de mayo en el que aceptan liquidar la producción con cotización del dólar que marca el Decreto 28/23 del Programa de Incremento Exportador. Luego de dos horas de debate, las partes no llegaron a un acuerdo; se decidió pasar a un cuarto intermedio y volverán a reunirse esta semana. El gremio mantiene firme su postura, mientras en las cámaras comenzaron a recibir reclamos de otros gremios marítimos por el mismo tema y estudian alternativas para dar fin al conflicto.

Finalizada la reunión, el SOMU emitió un comunicado a través de las redes sociales a sus afiliados, dando cuenta del estado de situación en las negociaciones y publicaron el acuerdo alcanzado con CEPA. “Las empresas pesqueras seguirán liquidando como lo hicieron todo el año pasado, el contravalor diferencial del dólar exportador dispuesto por el último DNU 28/2023 Programa de Incremento Exportador, prorrogado el 13 de diciembre por este Gobierno Nacional” señalaron.

En el acta, CEPA ratificó su compromiso de liquidar según lo han establecido los distintos DNU desde el primero en vigencia, de julio del 2023, hasta el dictado en diciembre de ese año por el actual gobierno. También acordaron que, como sucedió en las liquidaciones anteriores, los valores de carácter no remunerativo serán tenidos en cuenta al liquidar aguinaldo, vacaciones, enfermedades y accidente, como así también serán tenidos en cuenta para descontar la cuota de la Obra Social.

“Hoy más que nunca la unidad del sector pesquero serán las garantías de poder mantener el poder adquisitivo de nuestros salarios, ante las medidas que propone este gobierno en cuanto a la quita de derechos adquiridos, como la restitución del Impuesto a las Ganancias, que perjudica gravemente la disminución de nuestros salarios, teniendo en cuenta que el marinero pescador cobra bien solo por temporadas, por el trabajo riesgoso que realiza, por todo el tiempo que está fuera de su hogar sin ver a sus familias”, concluyeron el comunicado desde el SOMU.

En el sector empresario hay preocupación. Tienen claro que será muy difícil correr al SOMU de su postura, el acuerdo con CEPA no les genera ninguna obligación, pero fortalece al gremio en la negociación. Intentarán mantenerse firmes en lo que han señalado desde el inicio, que no corresponde aplicar el DNU de Milei; pero ante la posibilidad de no poder imponerse, buscan alternativas.

Intentar un primer acuerdo con los gremios menos conflictivos, que han dado señales de estar abiertos a condiciones menos taxativas, como dejar de lado el pago retroactivo por los meses en los que las empresas liquidaron con el dólar Banco Nación; y establecer una fecha límite al acuerdo, que terminaría acotándolo a la temporada de langostino. Condiciones que, esperan, puedan ser aceptadas también por el SOMU.

Este jueves, cuando vuelvan a reunirse, las partes deberán esforzarse por llegar a un acuerdo que sirva a los trabajadores, pero también a las empresas, porque la experiencia ha mostrado que extender los conflictos no es negocio para nadie, sobre todo cuando está en marcha la temporada de pesca más importante y que, se sabe, solo durará hasta octubre.