28/06/2024
Polémica asignación de 3.500 toneladas de langostino para Río Negro

Lo aprobó el CFP en votación dividida. Se trata de cuota social extraordinaria que se pescará en aguas nacionales y deberá descargarse y procesarse en San Antonio Oeste. Buenos Aires y Tierra del Fuego se opusieron; Chubut se abstuvo. No se pidió recomendación científica al INIDEP.

Revista Puerto - Rio Negro - San Antonio Oeste - Descarga de langostino - img 02
Por Nelson Saldivia Fotos de archivo

El Consejo Federal Pesquero autorizó la asignación de cuota social por 3.500 toneladas para el año en curso para la provincia de Río Negro. La votación resultó afirmativa por mayoría con los cinco representantes del Poder Ejecutivo Nacional más los representantes de Santa Cruz y el de la provincia solicitante. Se opusieron y votaron en contra las representaciones provinciales de Buenos Aires y Tierra del Fuego, mientras que Chubut se abstuvo.

El pedido formulado por el gobierno rionegrino se fundamentó en la emergencia pesquera decretada en esa jurisdicción ante el colapso de las pesquerías dentro del golfo San Matías producto de sus erráticas políticas de administración pesquera. La solicitud ingresó en la sesión anterior del CFP y sin consulta técnica al INIDEP, ayer se sometió a votación y fue aprobado.

Condiciones y requisitos

En la parte dispositiva, el Consejo Federal Pesquero dispuso “crear para la presente temporada de langostino en aguas de jurisdicción nacional, una reserva social de 3500 (tres mil quinientas) toneladas de la especie langostino para ser asignadas por razones de máximo interés social a los buques que designe la Provincia de Río Negro, mediante comunicación expresa a la Autoridad de Aplicación de la Ley 24.922”.

Como condición se dispone que “la descarga deberá efectuarse en forma exclusiva en los Puertos de San Antonio Oeste y Este”, y también se exige que “las capturas de langostino deberán ser procesadas en plantas en tierra de esa provincia”.

En tanto, el CFP aclaró que “se deja establecido que no se aplicará el artículo 10 de las medidas de administración de la pesquería aprobadas por la Resolución CFP N° 7/2018 a la asignación de la presente reserva social, sin perjuicio de la aplicación de las restantes medidas”, y agrega que “los buques deberán contar con permiso de pesca de la jurisdicción en la que realizarán la captura”.

“Excesiva y contraproducente”

Según consta en el acta del cuerpo, la representación de la provincia de Buenos Aires fundamentó su voto negativo aduciendo “que una cuota social de este tipo, de este volumen y bajo esta instancia de declaración de emergencia pesquera para una provincia que no cuenta con una flota propia para su captura, con pocos barcos en condiciones de salir a la zafra de langostino y con pocas plantas en condiciones de procesar un recurso como el langostino, es por demás excesiva y contraproducente”, fundamentó al oponerse.

“No encontramos en la forma de esta solicitud ni oportunidad, ni mérito, ni conveniencia. Incluso juega en desmedro de la pesquería bonaerense, afectando a las flotas y a las plantas procesadoras con inversiones ya instaladas”, añadió la representante bonaerense. También se opuso la provincia de Tierra del Fuego, mientras que el Secretario de Pesca de Chubut optó por abstenerse.

Poco transparente

En el sector langostinero hubo sorpresa por la celeridad con que se tomó esta determinación sin irse en consulta ni a la Comisión de Seguimiento, ni al INIDEP. Es de prever que con el correr de las horas diferentes sectores empresarios se pronuncien sobre la repentina creación de una cuota social extraordinaria por 3.500 toneladas para ser pescada en la presente temporada de aguas nacionales.

Otro peligroso antecedente fue el sospechado Fondo de Asignación para el Fomento Productivo (FAFP), creado en 2022, por el que se distribuyeron discrecionalmente y en un procedimiento poco transparente otras 5.000 toneladas de langostino.