01/07/2024
Audiencia pública por el proyecto Argerich tras el fracaso en el CAN 100

Fue convocada para el miércoles 3 de julio por los bloques contiguos CAN 107 y CAN 109 ubicados a 190 kilómetros de Mar del Plata y en una zona de gran productividad pesquera. El Municipio y la Mesa de la Industria Naval no pierden las esperanzas de que se encuentre petróleo.

Revista Puerto - Exploracion sismica - Proyecto Argerich - CAN 107 y 109 - img 02

El secretario de Desarrollo de la Municipalidad de General Pueyrredon, Fernando Muro, dijo en referencia a los resultados negativos en pozo del CAN 100 del Proyecto Argerich: “Estamos convencidos de que la industria offshore puede impulsar el desarrollo de nuestra región como nunca antes y vamos a seguir apoyando su desenvolvimiento. Somos optimistas en relación a la actividad. Esta es la primera perforación que se hace y es solo un resultado parcial de esta primera etapa”.

El próximo 3 de julio a las 10 y de forma virtual se llevará a cabo la audiencia pública sobre la exploración sísmica en los bloques CAN 107 y CAN 109 que forman parte del Proyecto Argerich y se ubican a unos 190 kilómetros de Mar del Plata. El Área Operativa Sísmica (AOS) se ubica en la zona de influencia de la corriente de Malvinas y en proximidades de la convergencia de dicha corriente con la de Brasil, lo que constituye un área de alta sensibilidad biológica.

El tiempo para inscribirse vence hoy a las 10 y deberán hacerlo a través del enlace de la Subsecretaría de Ambiente: https://www.argentina.gob.ar/ambiente/cambio-climatico/audiencia-publica-022024/formulario-de-inscripcion-audiencia-publica. El enlace publicado en el Boletín Oficial no estuvo nunca disponible.

Esta audiencia da cumplimiento a los procedimientos de “evaluación de impacto ambiental de los proyectos de obras o actividades de exploración y explotación hidrocarburífera, incluyendo abandono de pozos e instalaciones, a realizarse en los permisos de reconocimiento superficial, permisos de exploración o concesiones de explotación de hidrocarburos, en el ámbito territorial ubicado a partir de las 12 millas marinas” que, aclaran, “sean susceptibles de degradar en forma significativa el ambiente, alguno de sus componentes, o afectar la calidad de vida de la población”.

A la luz de lo ocurrido en el bloque CAN 100 y siendo la exploración sísmica el momento más crítico para el ambiente, extremar las precauciones y dar cumplimiento a los protocolos internacionales para evitar impactos negativos resulta imprescindible. El área a prospectar es extensa y está previsto que la actividad sísmica se prolongue por más de 5 meses.

No debe olvidarse que el proyecto sísmico en las áreas CAN 107 y CAN 109 se encuentra en una zona del Mar Argentino en la que convergen especies de importancia comercial, como la merluza común, el calamar del stock bonaerense norpatagónico, la vieira, el abadejo y varias especies de rayas.

En los protocolos internacionales la realización de campañas de evaluación antes, durante y posteriormente a la actividad sísmica son elementales, mientras que en nuestro país las autoridades no las consideran relevantes. Saber si el ambiente se modificó tras la actividad sísmica en el bloque CAN 100 puede ser revelador respecto de lo que se puede esperar para la actividad que se realizará en un área cercana y daría mayores garantías a la sociedad, morigerando situaciones conflictivas respecto de la ejecución del Proyecto.

Las organizaciones vinculadas a la industria petrolera y naval, como así también las autoridades municipales que ven en la exploración offshore una fuente de desarrollo para la ciudad siguen trabajando en ampliar la oferta de servicios.

“Esta actividad representa un engranaje clave en el desarrollo del motor productivo local para potenciar a la ciudad en todas sus aristas. Este proceso va en continuidad con la línea de trabajo de generar nuevas y más oportunidades de empleo y recibir nuevas inversiones en la ciudad”, han señalado desde la Mesa de Desarrollo de la Industria Naval, tras la reunión celebrada el viernes pasado en la UTN.

Sin embargo, no debería perderse de vista que el impacto en la generación de empleo, según un estudio de la Facultad de Ingeniería de UBA no sería el esperado, sino mucho más moderado y debiera debatirse además la inclusión de servicios de mayor calidad como la investigación y la construcción naval para poder maximizar las posibilidades de desarrollo, tal como lo ha hecho Brasil.

Según el análisis realizado por el Ingeniero Raúl Podetti para la ciudad de Mar del Plata, partiendo de los datos suministrados por la FIUBA “el valor a generarse sería de entre 45 y 200 millones de dólares anuales según el escenario y modelo. Para la economía marplatense, esto representa entre el 0,9% y el 4%, lo que equivale al 8% y 33% del valor generado por la pesca o por el turismo en Mar del Plata”.

Extremar las precauciones y cumplir con los protocolos internacionales para garantizar la minimización de los impactos que la exploración sísmica podría generar sobre otras actividades como el turismo y la pesca, sobre todo cuando ha quedado claro que los resultados son inciertos, es de suma importancia. Pero también ante la posibilidad de que se encuentre petróleo y que esto pueda generar un mayor desarrollo en la ciudad de Mar del Plata, resulta clave discutir la matriz productiva extractivista para generar más empleos y de mayor calidad, maximizando de esta manera los beneficios de la explotación offshore en el país.