04/07/2024
Justicia admite la conclusión de quiebra de Antonio Barillari SA

Lo estableció Diego Manuel Paz Saravia, titular del Juzgado Comercial 16. Avaló la modalidad mixta del avenimiento y pago total. “No existe una cuestión de prejudicialidad que impida dictar esta resolución”, dijo el magistrado. Rechazos por pedidos sobre buques de “Pesca Ángela SA” y el frigorífico en Mar del Plata.

Revista Puerto - Mar del Plata - Quiebra de Barillari - img 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

La justicia comercial porteña admitió la conclusión mixta de la quiebra formulada por la empresa Antonio Barillari SA, en una resolución firmada el pasado 2 de julio, que le permite recuperar sus bienes. En el verano de 2022 Mirabella SRL había adquirido el 76% de las acciones. El monto que pagó la empresa radicada en Chubut no trascendió.

“La forma de conclusión propuesta presenta las características propias de dos de los modos conclusivos regulados por la LCQ: avenimiento y pago total, y si bien se trata de un supuesto atípico, nada obsta a su procedencia en la medida en que esté cancelado la totalidad del pasivo”, explicó el magistrado en la resolución de más de 50 páginas a las que tuvo acceso este medio.

El titular del Juzgado Comercial 16, Secretaría 32 de la justicia porteña aclaró que no existía una cuestión de prejudicialidad que impida dictar esta resolución. En ese marco, reconoció la legitimación invocada por los letrados de Antonio Barillari SA, la intervención de Mirabella SRL como tercero interesado y rechazó la intervención del Comité de Control.

El juez rechazó las oposiciones formuladas por Domingo López y las de Empresa de Combustibles Zona Común SA y Pesquera Los Fiordos Ltda, al tiempo que declaró la conclusión de la quiebra “manteniendo por el momento la totalidad de las medidas cautelares que pesan sobre la misma”.

Entre todas las medidas que tomó el Juzgado, no acogió la solicitud de compra directa en la quiebra de los buques “Santa Bárbara y Don Juan D´Ambra” que había formulado Antonio Baldino e Hijos SA.

Estos buques forman parte de los activos de “Pesca Ángela” y hasta el momento estaban en poder del empresario Patricio Diez, quien había solicitado un pedido de retención, el cual “no es procedente en el estado actual de la quiebra”, sostuvo el magistrado. Allegados al armador marplatense aseguraron que apelaran el fallo a Cámara.

Paz Saravia dispuso además medidas de conservación y custodia “debiendo Antonio Barillari SA, Mirabella SRL, Pesca Ángela SA y Asudepes S.A. cumplir con cada una de ellas y la sindicatura deberá presentar un informe que acredite el efectivo cumplimiento de ellas dentro del plazo de 15 días hábiles de notificada esta resolución”.

Asudepes ocupa la planta frigorífica en José Hernández 69 de Mar del Plata. La empresa de capitales chinos se presentó en la causa e inició un incidente de verificación de crédito con el objetivo de que se reconozca el derecho a obtener el dominio pleno del inmueble.

El juez lo rechazó al asegurar que “no existe hoy día contrato o vínculo jurídico alguno entre Antonio Barillari SA y Asudepes SA. Esta última ocupó las instalaciones y continuó un contrato de alquiler entre Barillari y Vepez SA por el término de 120 meses. El magistrado también negó el pedido de reintegro por mejoras y gastos efectuados sobre el bien.

En particular, Antonio Barillari SA y Mirabella SRL en el plazo de cinco días hábiles de notificados de la resolución “deberán acreditar el efectivo mantenimiento de la fuente laboral de todos los trabajadores que comprenden la tripulación de los buques que explotaba Pesca Ángela SA, debiendo pagar los sueldos y demás cargas laborales y previsionales de los trabajadores informados por el Sindicato y su delegado gremial, a partir del 01 de julio de 2024”.

El magistrado ordenó también que ambas empresas deberán mantener las condiciones y vigencia de los contratos de trabajo en los mismos términos en que se mantienen actualmente.

A principios de mayo pasado Antonio Barillari SA había solicitado la conclusión de quiebra en los términos de los artículos 225 de la ley concursal a través de una fórmula mixta que incluía el avenimiento con ciertos acreedores y el pago total realizado por terceros, en este caso Mirabella.

Según consta en los antecedentes de la causa, Mirabella SRL realizó una serie de depósitos para atender a las acreencias de aquellos acreedores que no presentaron su conformidad o no suscribieron cartas de pago mientras que otros terceros cancelaron el crédito reconocido a favor de AFIP.

En el marco del proceso Mirabella arribó a una solución conciliatoria con TecnoPesca Argentina, con abogados por honorarios adeudados y también con diferentes acreedores. La pesquera chubutense había aportado fondos para el pago de los créditos laborales de los extrabajadores de Barillari.