01/07/2024
Las exportaciones pesqueras aumentaron 18% en mayo

Se debió principalmente al crecimiento en las ventas de calamar del 75% con suba de precio y un aumento en las ventas de filet del 19%. El langostino sigue aportando números negativos: ahora cayeron las ventas de las colas en un 26% en comparación con 2023.

Revista Puerto - Calamar - Estiba en buque potero - img 02

Las exportaciones de productos primarios aumentaron un 39,7% en los primeros meses del año en comparación con igual período de 2023, mientras que las manufacturas de origen agropecuario lo hicieron en un 7,4%. El sector pesquero, que representa el 4,2% de las exportaciones totales, tuvo un aumento del 18,2%, totalizando 827 millones de dólares. El calamar fue el producto destacado por su crecimiento en ventas y también, aunque en menor medida, los filets de merluza contribuyeron a los índices positivos para el sector. El langostino, en cambio, siguió en caída, ahora sumando una fuerte baja en las ventas de colas, que hasta ahora, a pesar de caídas en el precio, no habían experimentado bajas en la demanda. Europa sigue siendo el principal destino de exportación (48%), seguido por Asia (25%) y América Latina (10%).

Merluza común

Los filets de merluza han tenido un aumento en la demanda del 18% en volumen y del 19% en recaudación, gracias a un leve aumento del precio del 1,2%, ubicándose en 3.280 dólares la tonelada. En total se exportaron 26.823 toneladas por 88 millones de dólares.

El principal destino de exportación fue Brasil, que aumentó la demanda en 31,4% y tuvo un incremento del precio promedio del 1,4% que lo colocó en valores superiores al promedio. Con 6 mil toneladas importadas, 4 mil menos que Brasil y con un precio 50 dólares más bajo por tonelada, España se ubica como el segundo mercado en importancia. En tercer lugar se ubica Estados Unidos con solo 2 mil toneladas, pero con uno de los mejores precios del mercado, a razón de 3.493 dólares la tonelada.

Para la merluza entera, H&G u otros productos distintos al filet, las cifras también fueron positivas dado que la demanda aumentó un 39,6% con 16.401 toneladas; pero la recaudación no llegó a los mismos niveles (36,6%) debido a una baja en el precio del 2,2% que colocó la tonelada en 1.504 dólares. En total se exportaron 16.401 toneladas por 24 millones de dólares.

El principal destino de exportación fue Rusia (4.523 toneladas) que aumentó las compras en un 50% y aunque el precio bajó un 6% se mantuvo por encima del precio promedio. En segundo y tercer lugar se encuentran Israel y España, pero con volúmenes mucho más bajos: 910 toneladas el primero y 722 el segundo, con un precio para los israelíes por debajo del promedio y superior en el caso de los españoles que pagaron 1.866 dólares la tonelada.

Langostino

En el caso del langostino entero se destaca un ínfimo aumento del precio promedio de 0,2% según datos oficiales y del 0,8% según datos de CAPECA, lo que deja el valor por tonelada en 5.390 dólares para el primer caso y en 5.739 dólares en el segundo; de todas formas, en ambos casos el precio se encuentra muy deprimido en comparación con los años 2021 y 2022. En total se exportaron 13.999 toneladas por un valor de 75 millones de dólares, lo que representa un aumento en las ventas y recaudación del orden del 14% comparado con 2023.

El principal destino fue España que requirió un 110% más que el año pasado, aunque con uno de los precios más bajos del mercado, a 5.316 dólares la tonelada. Italia, en cambio, pagó el mejor precio, a 5.905 la tonelada, pero redujo la demanda en un 13%; y Rusia, que es el tercer mercado en importancia, redujo la demanda en un 35% y pagó el precio más bajo del mercado, a 4.690 dólares la tonelada.

Las colas de langostino que hasta ahora habían sufrido bajas en el precio, tuvieron también una fuerte caída en la demanda. Se exportaron 27.519 toneladas, un 25,6% menos que en 2023 y se recaudaron 203 millones de dólares, un 26,4% menos; la diferencia entre estos índices se debe a una baja del precio de un punto, quedando en 7.371 dólares la tonelada.

El principal mercado fue China y la caída en las ventas a este destino fue del 34%. España, que es el segundo mercado más importante, también retrajo las compras en un 15% y Perú, el tercero el en importancia, compró un 4% menos. Estados Unidos que ocupa el cuarto puesto, no es país de destino para el reprocesamiento, a este mercado llegan productos con valor agregado y tuvo un aumento en la demanda del 14% pagando por tonelada 11.266 dólares.

Calamar

El molusco fue la gran estrella que mejoró todos los índices de la industria pesquera: en volumen se exportó un 75% más que el año pasado pero el aumento del precio en un 17,3%, que lo posicionó en 2.523 dólares la tonelada, posibilitó que el aumento en la recaudación fuera del 105,5%, superior a la de 2023 para esta fecha. En total se vendieron 121.436 toneladas por 306 millones de dólares.

Con un aumento de la demanda del 163%, China ocupó el lugar del principal mercado; Corea del Sur el segundo, con un aumento en la demanda del 29% y Singapur el tercero con un aumento del 273%, quedando España en el cuarto lugar a pesar de requerir un 146% más que el año pasado y, como es habitual, pagando el mejor precio del mercado, lo que está relacionado con el tipo de producto que llega ese mercado. Los tres principales destinos se llevaron el 68% del calamar exportado y en todos los casos pagaron valores por debajo del precio promedio.

Merluza negra y centolla

Las ventas de merluza negra tuvieron un aumento significativo del 132% exportándose 961 toneladas, pero la recaudación tuvo un aumento menor (121%) debido a una caída del precio del 5%, quedando en 25.261 dólares la tonelada. Estado Unidos, que aumentó la demanda en un 75%, fue el principal comprador; y se mantiene como nuevo cliente China, que se llevó casi una tercera parte del total exportado.

Las ventas de centolla también tuvieron un importante aumento y se destaca en este caso, al igual que en la merluza negra, la incorporación de China como comprador superando la demanda de Estados Unidos. En total se exportaron 1.178 toneladas por 24 millones de dólares a un valor promedio de 20.262 la tonelada, lo que implica una caída del precio del 3%. En el caso de Estados Unidos, aunque pagaron un 2% más barato que el año pasado, el precio se mantuvo por encima del promedio, mientras China pagó un valor inferior al promedio, unos 350 dólares menos que los norteamericanos.